El papel del papel: Borja Bergareche

Borja Bergareche es periodista y subdirector de ABC.

Cuando nos preguntamos por el papel del papel, en realidad solemos preguntarnos, ¿papel, o no papel? Pero las preguntas importantes en realidad son “papel, para qué”, y “qué papel”. Los diarios de papel seguirán con nosotros dentro de diez, veinte años –profetizar más allá no tiene sentido-.

Su “papel” deberá ser el mismo, provocar en el lector esa grata sensación de plenitud, de estar al día “de todo”, informado por encima del ciudadano medio, cuando pasas con la mano la entrevista de contraportada. Pero este papel habrá que desempeñarlo con menos papel.

Los diarios entre semana serán “breves pero intensos”. De lunes a viernes (o desde el martes si, como ha dicho aquí Ramón Salaverría, vuelve a desaparecer la edición del lunes), las redacciones tendrán que acertar en un apretado sudoku diario que combine profundidad -la apuesta con más páginas, fotos y gráficos en 3-4 grandes asuntos muy vinculados a la identidad del diario- con la extensión -reseñar el resto de la actualidad en noticias breves, expuestas de forma creativa en formatos diversos de informaciones breves, datos, frases o instantáneas-.

Apostar por la secuencia lineal y el “all in one” de los diarios impresos (cuanto más compactos mejor, si acaso con grapa para “arrevistarlos” más) frente a la serendipia y dispersión de los soportes digitales. El fin de semana, cuando se concentren compradores y anunciantes, los diarios tendrán que aprender a ser imprescindibles en la conformación del estilo de vida de las personas y en la explicación profunda de lo que realmente ocurre, con elementos de agenda, de background, de claves sin renunciar a los largos reportajes periodísticos “de leer”.

¿Romperemos ese corsé que son los cajones que llamamos secciones, que a menudo obedecen más a la necesidad de organizar el trabajo en las redacciones que a la naturaleza de los asuntos? Es posible, sobre todo entre semana. Las portadas ganarán a las primeras, porque el “digest” de titulares lo veremos online y en la tableta mientras que la apuesta gráfica y editorial marcará la diferencia en el quiosco. ¿Se puede mezclar la agudeza intelectual de “The Economist” con la elegancia y concisión de “The International Herald Tribune” con la cercanía de “El Correo” con la audacia de “The Daily Mail”? Me gustaría.

El jueves 24 de febrero organizamos un nuevo encuentro del BCNMedialab sobre el futuro del soporte papel. Apúntate aquí.

This post is also available in: Catalán