El 70% de la redacción no sabe lo que hago

Hoy es el día: El BCNMediaLab sobre periodismo y fútbol comenzará a las 19h horas. Esperamos que la tecnología no nos falle y los que no podáis estar allí presentes nos sigáis por streaming en esta misma página, o por Twiter en @BCNMediaLab.

Coincidiendo con el evento, hemos entrevistado al Community Manager (CM) del diario Sport: Javier García de Alcaraz. Javier es de Vitoria-Gasteiz, periodista de profesión y Técnico en Community Managment por AERCO, Graduado Superior en redes sociales (ESIC)  y Máster en RR.PP y Gabinetes de Comunicación por la UAB. Desde julio de 2011 es  Responsable de Comunidad de Diario SPORT. Antes de ser nombrado CM en Sport pasó tres años como redactor de la web de ese mismo diario. Anteriormente trabajó en el Grupo Intercom en un proyecto llamado Incondicionales.com (ahora Fanscup.com).

Así el la vida de un Community Manager en un mass media deportivo:

¿Cómo es el día a día de un CM dentro de un medio deportivo? Explícanos a grandes rasgos tus rutinas, si es que las tienes.

Las tengo, las tengo. Sin embargo no las hago todas a diario ya que en un medio de comunicación estamos muy condicionados a la información del momento y a veces surgen imprevistos. Mi jornada laboral es de 7 horas en la redacción y alguna más que dedico cuando no estoy en ella. Os ennumero a grosso modo las principales acciones que desarrollo como parte de mi día a día:
– Ponerme al día con los temas más novedosos de la jornada / ver competencia.
– Llevar al día las menciones y DM’s en Twitter, así como los comentarios en Facebook.
– Contestar e-mails de lectores y atender sus dudas.
– Medición: crecimiento en Twitter (menciones, RT´s, followers…) en Facebook (insights) y observar el tráfico de la web, en concreto comprobando el porcentaje de visitas que provienen de redes sociales.
– Pedir opiniones a la comunidad ya sea vía web de SPORT, fanpage de FB o Twitter de SPORT: interacción viva.
– Difundir cualquier tipo de promoción o sorteo que tengamos activo en la web (funciona muy bien). Ejemplo y consecuencia.
– Crear expectativa sobre contenidos que publicaremos en breve: entrevistas, reportajes, especiales…
– Formación continuada a través de lecturas de blogs y artículos relacionados con el mundillo.
Y evidentemente, los días de fútbol, y sobre todo de partidos del Barça, el trabajo se multiplica.

Más allá de la dinamización de contenidos y la gestión de perfiles ¿El trabajo de un CM de un medio supone otras labores internas?

A nivel interno no hay todavía un código o unas normas para los periodistas con perfiles en redes sociales. Como mucho, intento ayudar a los nuevos que quieren iniciarse en Twitter u otras redes y tienen dudas. El 80% de los integrantes de la sección de Internet en la que trabajo es usuario activo de Twitter, algo que viene muy bien para que no se nos escape prácticamente ninguna noticia. Informamos a los redactores del papel de noticias que a ellos se les escaparían.

¿Cómo ven a un CM tus colegas periodistas? ¿Haces de evangelizador en tu propio medio?

A decir verdad, dudo que el 70% de la redacción sepa el trabajo que hago.  Con quien se deja y tiene ganas, trato de ser evangelizador explicándole las ventajas de las redes sociales para la práctica periodística (sobre todo Twitter). Intento quitarles los miedos a mostrar su perfil público en la red.

¿Se sigue algún tipo de plan a la hora de trabajar, en concreto en la moderación y las participación? En caso positivo, ¿cuáles son sus principales objetivos y líneas de actuación?

Cuando trabajo me encargo de que las redes no sean un ‘vomitador’ de RSS y buscamos en todo momento la interacción con lel público: pedimos opiniones sobre temas determinados, respondemos a sus dudas, devolvemos y hacemos los típicos #FF…
Cuando yo no estoy físicamente en la redacción, trato de que los compañeros sigan unas mínimas directrices para mantener vivas las redes: Buenos días, mostrar la portada, alguna pregunta, Buenas noches…Hicimos una pequeña guía de actuación y está funcionando muy bien.

La moderación de los comentarios de la web es problemática por el gran número de insultos que se dan. Para que podamos abordar mejor este problema serán necesarias algunas mejoras técnicas que faciliten el sistema de filtrado.

¿Se hace una medición de resultados de la actividad en redes sociales de un medio?  ¿cuáles son las datos que más interesan a sus responsables?

Aunque lo que en definitiva más les interesa es el retorno en tráfico web, les he hecho entender que se trata de un trabajo a largo plazo. Vamos  demostrando que siendo activos en redes se consiguen cosas positivas que gustan a los lectores y nos benefician.

En la medición tenemos en cuenta, además del tráfico procedente de redes sociales a la web de SPORT, el crecimiento en followers y fans, pero sobre todo el número y la calidad de interacciones (menciones, RT’s, likes, comentarios…).  Aproximadamente desde julio, momento en el que apostamos definitivamente por trabajar las redes, el feedback que nos llega de los lectores es muy positivo. Son ellos los que nos animan a que sigamos haciendo una labor informativa, pero sobre todo de forma cercana y amena, ahí una de las diferencias.

Los perfiles de los medios en redes sociales son a menudo utilizados como centrifugadoras que van propagando los contenidos que el medio elabora ¿Es efectivo estar en Twitter sólo para eso? ¿debe conversar el medio o los periodistas?

Totalmente de acuerdo. Nosotros hasta hace un tiempo también éramos una centrifugadora o un ‘vomitador’ de noticias como yo lo llamo en  modo coloquial.

Estar en Twitter para eso no tiene ninguna razón de ser. Alguno diría que es una fuente de tráfico por aquello de que “te da clics”, pero realmente es desaprovechar una herramienta que nos permite mejor que nunca conocer a los lectores y comunicarte con ellos muy eficazmente, algo que también nos ayuda a tener  un feedback al momento sobre cada noticia, artículo o entrevista que publicamos.  Gracias a Twitter y a Facebook, por ejemplo, hemos podido detectar bloggers muy proactivos, así como perfiles en otros países que nos ayudan incluso a difundir nuestras iniciativas haciendo que la voz de la marca llegue aún más lejos.