Más Público, microfinanciación para refundarse

Algunos de los profesionales que conforman Más Público-  Foto de Ángel Navarrete/Mónica Patxot

Hace casi tres meses , el diario Público, fundado en 2007, echó el cierre de su edición en papel, ante la incredulidad de sus lectores y sobre todo de sus trabajadores. Organizados en el colectivo Más Público, muchos de estos profesionales del periodismo han puesto en marcha una singular iniciativa en la que participan también los lectores: refundar el diario como cooperativa y uno de los primeros pasos es comprar la cabecera Público.es.  Para ello han echado mano de Verkami, una plataforma de crowdfunding, para poner su campaña de microfinanciación colectiva .

El grupo de extrabajadores de Público que están implicados en este proyecto está formado en su mayoría por fundadores del diario. Entre ellos está Thilo Schafer, que fue jefe de Sección de Mundo; Magda Bandera, de la edición catalana del diario; o Susana Hidalgo, redactora jefe de Actualidad, quien nos contesta a la entrevista. También hay redactores como Vanessa Pi, Ana Tudela Flores, Daniel Ayllon o Trinidad Deiros. El proyecto se completa con corresponsales, periodistas de delegaciones, fotógrafos, informáticos, infógrafos…

– ¿Por qué decidisteis comprar la cabecera y no crear el medio desde otra distinta?  ¿Qué ventaja os aporta?

Nuestra primera opción se encamina a tratar de comprar la marca Público.es porque ya tiene una media de 5 millones de usuarios que sería interesante no perder. Además, esa marca la hemos creado entre todos los trabajadores de Público, de los que el 90% fuimos despedidos cuando cerró la edición en papel.

– ¿Cómo surgió la idea de recurrir al crowdfunding o microfinanciación colectiva?

Conocíamos ya otros proyectos que se habían impulsado desde Verkami y nos pareció una buena idea ya que el crowdfunding permite participar a un amplio público que puede aportar desde cantidades muy pequeñas y simbólicas a otras más altas.

-¿Por qué fijasteis la cantidad en 30.000 euros?

¡Ojalá la cabecera valiese 30.000 euros¡ 🙂 Pusimos esa cantidad, aunque el valor total de la cabecera es muy superior, porque no queríamos poner un objetivo que no se pudiese cumplir. En el crowfunding, los participantes se suelen desmotivar si la cantidad parece inalcanzable.

– Durante la sesión de debate que hicimos en el BCNMediaLab quedó clara la importancia de la comunicación  y de las redes sociales ¿de qué manera estáis dinamizando la donación vosotros?

Estamos difundiendo la campaña a través del blog de Verkami, de la página web Más Público, de Facebook y de Twitter… Pero no queremos olvidar que hay muchos de nuestros lectores que no tienen un acceso continuo ni directo a Internet. Por eso hemos repartido también flyers en lugares concurridos como manifestaciones.

– Otro de los puntos destacados fue la marca personal de los periodistas que formen parte del proyecto, ¿creéis que está incidiendo en las donaciones?

Creemos que nuestro punto fuerte, efectivamente, somos el grupo de trabajadores. Somos los que pusimos en pie Público y podemos volver a hacerlo, con ese nombre o bajo otro.

Periodistas que fundaron Público están al frente del proyecto-  Foto de Ángel Navarrete/Mónica Patxot

– ¿Sabéis qué perfil de donantes tenéis en cada categoría?

No, solo tenemos acceso a los nombres, que pueden ser seudónimos, de los mecenas.

– Cada una de las categorías de donación se reconoce con una serie de prestaciones, ¿qué es lo que más se está valorando?

En nuestro caso no notamos una especial diferencia, por eso creemos que los lectores están donando porque les gusta el proyecto, al margen de las llamadas recompensas. Aunque tenemos algunas muy significativas, como los originales de las viñetas hechas en su momento por ilustradores de Público como Vergara y Fontdevila.

– Habéis ofrecido la opción a los donantes de convertirse en socios usuarios, ¿por qué no accionistas? ¿qué ventajas supone que sean socios usuarios?

Nuestro modelo se basa en una cooperativa de trabajadores y lectores, algo que no existe actualmente en ningún medio de comunicación de masas en España, pero sí en Europa. El socio usuario, con una aportación de capital mínima de 1.000 euros, es socio de pleno derecho en todos los ámbitos, incluida la participación en las asambleas. Tiene derecho a percibir, si los hubiera, un 5% de intereses sobre los beneficios anuales.

– Comentáis también que uno de sus objetivos es favorecer la participación de los lectores. ¿Cómo pensáis concretar eso? No sé si conocéis el modelo de ‘Praza Pública’, en el que los lectores pueden participar en la toma de decisiones del medio a través de una fundación.

Sí, la participación ciudadana será fundamental y en la página web habrá un espacio dedicado exclusivamente a ellos, donde podrán colgar sus propias noticias, curiosidades etc. También queremos elaborar para ellos una agenda social y organizaremos actos especiales. Sí, conocemos ‘Praza Pública’, nos gusta mucho y es un aliciente de que en plena crisis surjan más medios que apuesten por esa participación.

– En los comentarios os ha escrito gente que quiere participar pero no a través de Verkami, ¿por qué ese rechazo? ¿habéis habilitado otros mecanismos?

Sí, hemos encontrado cierta desconfianza de gente a dar su número de cuenta a través de Verkami, supongo que siempre es complicado el tema de la seguridad e Internet. Por eso hemos habilitado una cuenta bancaria en Triodos Bank donde también se pueden hacer aportaciones. El número es 1491 0001 23 2003123227

– Ahora mismo os falta muy poco para llegar a la totalidad de la cifra y quedan solo 5 días, ¿tenéis pensado alguna acción especial para dinamizarlo o promover más donaciones?

En una acción tan larga como la de Verkami (40 días) es normal que haya altos y bajos. Sí, cuando estemos a punto de cumplir el plazo, haremos un subidón en la difusión, ya que si no llegamos a conseguir esos 30.000 euros perdemos todo.

– Poniéndonos en el peor de los casos, si no se llega a la cifra en el tiempo restante: ¿qué sucedería con el proyecto? ¿y con el dinero de los donantes?

Los donantes hacen un compromiso de pago y solo se les retira el dinero si se cumple el objetivo. Por tanto, si no se cumple, no pasa nada porque no se hace efectivo ese “prepago”. Si no conseguimos el verkami seguiremos adelante, no queremos que cumplirlo o no nos hipoteque.

– Por vuestra experiencia actual, ¿qué valoración te merece el crowdfunding en Periodismo? ¿lo consideras una vía para ir sacando adelante diversos proyectos puntuales o como una herramienta de un solo uso?

Es una muy buena experiencia pero tiene que ser solo una pata; no creo que todavía tenga tanta difusión como para poder depender solo de ella, salvo para proyectos de muy bajo coste.

– ¿Alguna cosa que comentar o añadir?  

Nada más, que muchas gracias por todo vuestro apoyo. Que lo estamos intentando, que es bonito soñar y que por aquí seguimos, ¡intentando hacer periodismo!

Leemos en su blog  que este sueño está cada vez más cerca de realizarse  y quizás el próximo 22 de mayo la cabecera Público.es sea propiedad de este colectivo. De momento, son los únicos que han realizado una oferta.  ¡Mucha suerte, compañeros!