Archived entries for Medios Impresos

10 apuntes sobre el futuro del papel

16 posts, un evento, 3 invitados, 70 asistentes y cientos de tweets. En BCNMediaLab hemos organizado todo este tinglado durante las últimas semanas para responder a una pregunta: ¿cuál es el futuro de la prensa, el papel del papel?

Sobra decir que no hemos encontrado respuesta, pero sí un par certezas, que ya es mucho. Algunas están escondidas en los posts que 16 invitados escribieron en este blog: Juan Varela, Pepe Cervera, David Sancha, Mark Porter, Mario Tascón… si no los han leído, pasen y vean, merece la pena. Ahí van algunas de las claves extraídas entre líneas:

1) Profetizar sobre el fin del papel es absurdo. Frases como “los periódicos desaparecerán, tardarán mucho o poco, pero desaparecerán” o “si no se puede contar en 140 caracteres, no hay historia”, de verdad, dan ganas de reír o llorar. Nada más.

La primera es como el nuevo mantra de algunos gestores de medios en busca de un barniz digital que les rejuvenezca frente al espejo y su audiencia. La segunda la firman muchos nativos digitales para los que el mundo termina en su burbuja de followers y followings. Son las dos caras de una misma moneda. Toni Piqué, maestro de trifulcas, lo suele llamar “esnobismo 3.0”. +1.

Estos días, en las páginas de BCNMediaLab, Borja Bergareche, Juan Antonio Giner o Ramón Salaverría han coincidido en este mismo punto: poner una fecha a la muerte del papel es absurdo. El papel en sí mismo no está muerto. Está muerto el periodismo mediocre, el SEO-periodismo y demás inventos… es decir, punto 2.

2) No importa el soporte, importa el periodismo de calidad. O como dice Giner: “es el vino, no las botellas”. Hace poco lo comentó aquí mismo Luis Martín Cabiedes: “cuando pagamos por un `newspaper´, no pagamos por las `news´, pagamos por el `paper´. Internet no es un soporte nuevo, es la desaparición del soporte”.

Si ya no podemos cobrar por un soporte que no existe, por el aire por el que circulan los datos (eso ya se lo cobran, y bien, las operadoras), habrá que hacer periodismo de calidad y diferenciado. Y por eso seguro que se puede cobrar. El problema quizás es más vulgar: no da para comprar Cayennes ni pagar sueldos de tres cifras, como antes.

3) Vale… pero las pantallas mandan. Se mire por donde se mire, pasamos menos tiempo viendo la tele, leyendo la prensa o escuchando la radio, y más leyendo en el móvil, en el ordenador o en un tablet.

Un dato que aporta José San Clemente: la prensa de papel en España ha perdido 400.000 ejemplares diarios en los últimos 10 años. En 2010, hubo más de 11 millones de lectores de las cabeceras digitales de los diarios online. Juan Varela lo expresaba así: “La hiperconectividad no puede estar en el papel […] la experiencia sensorial se desplaza a las pantallas táctiles”.

4) De medio de masas a medio de nicho. Los periódicos en papel han dejado de ser, o casi, el medio dominante tras la televisión. En formación de opinión, en lectores, en influencia… Son complementarios. Es un efecto de las pantallas y de Internet. Pero eso no significa que vayan a desaparecer (recordatorio: punto 1). Ni que deban hacerlo porque sí, como creen algunos gestores. Confundimos reinvención y reestructuración con desaparición.

“Veo los medios impresos como algo de nicho, concentrándose en textos largos e imágenes de calidad”, dice Mark Porter. Según César Coca, adjunto a la dirección de El Correo, “habrá durante mucho tiempo quienes aprecien leer en papel. No podemos ignorar, sin embargo, que cada vez serán menos”.

5) De lunes a viernes: ediciones breves pero intensas. Así lo cree Bergareche: “De lunes a viernes, las redacciones tendrán que acertar en un apretado sudoku diario que combine profundidad con extensión”. Es quizás la idea más compartida por todos: entre semana la prensa tiene muy complicado hacerse un hueco.

Salaverría cree que “se tenderá a una reducción en la paginación y se generalizará el arrevistamiento”. Y Pablo Mancini dice tres cuartos de lo mismo: “el papel del papel durante los días laborables entró en su fase terminal y el día final está a la suerte del calendario de la industria de la publicidad”.

6) Fin de semana: diferenciación. Hay mucho optimismo respecto al futuro de las ediciones de fin de semana de la prensa. Y las claves, según los invitados, pasan por contenido diferenciado, grandes reportajes, análisis y reflexión. El problema es que muchos medios creen que eso es justamente lo que ya están haciendo. ¿Qué falla?

“El fin de semana, cuando se concentren compradores y anunciantes, los diarios tendrán que aprender a ser imprescindibles en la conformación del estilo de vida de las personas y en la explicación profunda de lo que realmente ocurre”, dice Bergareche. Y otros, como Porter o Emily Bell, creen que se debe cobrar más por estos contenidos. ¿Más de los 2 – 2,5 euros que ya cuesta de media un periódico del domingo? Otro argumento para el punto cuatro: un producto de nicho.

7) Nuevas estructuras para nuevos medios. Todo lo anterior lleva a una reestructuración inevitable de las redacciones de papel. Hasta ahora solo hemos visto lentos y dolorosos recortes y algo de maquillaje organizativo. Pero si los periódicos van a pasar a ser una especie de revista de fin de semana para minorías, quedan muchos tornillos por ajustar.

Enrique Meneses lo explica: “las ediciones digitales, frente a las de papel, pasarán de secundarias a principalísimas dentro de los periódicos […] Los periodistas serán, mayoritariamente, blogueros freelance que dispondran de un “retainer fee”(cantidad que garantiza la prioridad a un medio) pero podrán trabajar para otros periódicos y/o medios”.

8 ) No hay espacio para todos. San Clemente mencionó un dato preocupante durante el evento: España es el segundo país después de Alemania con más periódicos generalistas (nacionales o regionales): 134. La media de la UE es de 72. Pues eso, no hay sitio para todos.

Lo comenta también Javier Barrera: “No creo que vayan a existir varios periódicos en papel en una misma ciudad e incluso se dará el caso de ciudades y provincias sin prensa regional”. En España aún no lo hemos visto, pero si las cosas siguen igual, veremos muchos cierres y fusiones.

9) Segmentación y análisis de audiencias. Si algo ha generado Internet es una fragmentación brutal de la audiencia. Para todos: medios, discográficas, editoriales… En esta situación, conocer y segmentar a tu audiencia para ofrecerle los contenidos que busca, en el soporte que quiere y cuando lo desea, será fundamental tanto en papel como en online.

En palabras de Javier Guallar: “a medida que se clarifique esta diversificación, cada plataforma deberá ofrecer al lector cosas diferenciadoras, no estrictamente una mera repetición”.

10) Contenido, contenido, contenido. La prensa ya no puede sobrevivir como hasta ahora, tiene que asumir otro rol en la sociedad. Y la única forma de hacerlo es seduciendo a los lectores con contenido espectacular. Incluso los de Internet lo entienden. Giner lo deja muy claro: “menos talibanes, menos papirómanos o idolatradores del papel y más “periodismo puro y duro”, que es lo que nos hace falta”.

Foto: rinzing

El papel del papel: volver a invertir en periodismo

El jueves pasado celebramos el tercer BCNMediaLab [ver el vídeo]. Queríamos hablar del futuro del papel, pero irremediablemente hablamos del futuro del periodismo, quizá porque está inevitáblemente ligado el uno al otro (pero no al revés). Los ponentes estuvieron a la altura de la ocasión y disfrutamos de un interesante debate entre la ilusión de una nueva época y la cruda realidad que se impone en empresas y redacciones, en estos tiempos de transición industrial.

  • Toni Piqué: “Hay que renovar casi todo el periodismo. Es un tiempo fantástico para hacer cosas nuevas, porque ahora no hay que tener una rotativa para hacerlo, y quién quiere colaborar con el periodismo puede hacerlo y lo hace. Eso es la bueno de esta explosión de redes sociales y dispositivos”.
  • José Sanclemente: “Si una cabecera no es rentable, no es independiente, y si no es rentable se tiene que “vender”(…) Me atrevería a decir que el 95% de los diarios de España no fueron rentables el año pasado, perdieron dinero, asumiendo que la mayoría realizaron ERES“. “Ahora los periódicos son como un tropezón, al final tienes que ir leyendo entre lineas, distinguiendo entre información y páginas patrocinadas (…) En ese escenario es muy difícil que los periodistas puedan hacer su trabajo” y ser verdaderamente independientes.

Fue Sanclemente quién recordó una frase del periodista Miguel Angel Aguilar en relación al caso Rumasa haciendo hincapié en que mientras “se envían periodistas a las guerras, no se envían al Registro Mercantil“.

  • Louis-Charles Tiar, joven editor de las revistas Barcelonés y Madriz, explicó las características del mercado de las revistas en España: “Nunca se ha desarrollado el hábito de subscripción ni existe una logística preparada para ellas. Los quioscos están desapareciendo y en España las revistas se consumen en un 90% por venta en quiosco. En EEUU, en cambio, es un 30%, el resto, por subscripción. El consumo está atado al quiosco pero éstos están desapareciendo”.

Volvimos a centrarnos en el tema del encuentro. Sanclemente nos recordó que aunque en España hay caídas den un 4% anual en la difusión se da la paradoja que se leen más periódicos que nunca, pero no hay compradores. Y que tenemos “134 periódicos diarios de información general que pierden mucho dinero”. La media europea por país, explicó, es de 70, “y somos el segundo país con más periódicos de Europa por detrás de Alemania. “Por fuerza desaparecerán periódicos, no hay mercado para todos”, concluyó.

Toni Piqué estaba de acuerdo con esta idea pero ante todo quería mostrarse optimista: “Hay que dejar de comprar periodistas y comprar información, a quién la tenga, y a quien la tenga bien. Y hay que encontrar otra forma de subsidiar a un diario”. Andreu recordó el texto de Enrique Meneses en nuestro blog, que hacía referencia a un futuro de redacciones pequeñas. Piqué dijo sin embargo, que no creía demasiado en las redacciones pequeñas. “Las que quedarán son las redacciones grandes”.

Sanclemente retomó el hilo del tamaño de las redacciones en el momento actual de reducción drástica de las redacciones. “Están desapareciendo las redacciones (…) Para mi ya no quedan editores de prensa, sólo quedan empresas, fondos de inversión… pero si hoy un editor quisiera recuperar al lector, seguramente debería ajustar costes en el contexto actual, pero no tocaría el músculo de la empresa que es la redacción. No sé si las redacciones serán grandes o pequeñas, pero lo que es seguro es que serán malas, muy malas”. Para José Sanclemente la clave es una: “Hay que volver a invertir en periodismo”, coincidiendo con lo que Juan Varela nos explicaba en el blog..

Para Louis, “al lector no le importa tanto de dónde viene la información, sino si esa es la que le interesa”.

Cuando llegó la hora de las preguntas afloraron los testimonios de periodistas sobre situaciones penosas: páginas de publireportajes que se camuflan como información o medios que despiden a personal para contratar a jóvenes como autónomos y sueldos por debajo de mileuristas.

Volvimos a hablar de la dicotomía rentabilidad vs independencia. “Todos llorábamos con el cierre de CNN+, pero si estos señores hubieran ganado a medio millón de euros no los hubieran cerrado, y eso nunca lo decimos” decía Piqué. “ (…) No me extraña nada lo que no está pasando, no tenemos abuela, tenemos que ser mucho mejores, porque podemos serlo, porque sino, esto no chuta, ni el papel , ni el periodismo… “

Y la verdad es que no sé si hablamos mucho de papel, pero lo cierto es que la sesión fue la más larga de las tres que llevamos, y en donde la gente participó más.

Os dejo con mis conclusiones personales: el papel no morirá cómo soporte, pero tiene que encontrar su nuevo lugar en el nuevo ecosistema. A buen seguro ese futuro no estará en un folletín con cuatro notas de agencia. Si el papel quiere seguir siendo relevante, tiene que volver a “invertir en periodismo” como decía Sanclemente. “Podemos hacerlo mejor, mucho mejor” decía Toni Piqué. Y eso, no solo va por el soporte papel, sino en realidad, para todo el periodismo. Podemos hacer mejor periodismo. Sea dónde sea y cómo sea. Pero también necesitamos nuevos editores que entiendan de qué va esto llamado periodismo.

Otros que han escrito sobre el 3er BCNMediaLab:

El papel del papel: Javier Guallar

Javier Guallar es periodista y subdirector de la revista El Profesional de la Información y profersor en la Facultatd de Comunicación de la Universidad Ramon Llull y en la de Biblioteconomia y Documentación de la Universidad de Barcelona:

“No creo demasiado en las corrientes apocalípticas que les dan dos años de vida a los medios impresos. Pero está más que claro que el papel que tuvieron antaño (es decir, hasta hace cuatro días) no lo van a recuperar: vamos hacia un periódico, o como quiera que lo llamemos en el futuro, esta denominación cada vez tiene menos sentido- multiplaforma: para papel, web, smartphones, ereaders, tabletas…

Engullido cada vez más por la dinámica de las pantallas, el diario de papel es ahora solo uno más: de ser el original, el único, a competir con el resto de productos que van llegando. La metáfora joven-viejo sirve para el diario y para el público. El viejo diario de papel para el público maduro, los jóvenes diarios digitales para las nuevas generaciones de nativos ídem. Así las cosas, irá “perdiendo peso” en el periodismo escrito en sentido figurado y literal de la expresión: perderá importancia (de tenerla toda a tener una parte) y perderá páginas.

A medida que se clarifique esta diversificación, cada plataforma o soporte debería ofrecer al lector cosas diferenciadoras, no estrictamente una mera repetición. Aquí el diario en papel puede y debe potenciar sus puntos fuertes: la capacidad de profundización, el reportaje extenso, el análisis en profundidad, la opinión, la priorización de temas según sus targets de audiencia.

La tecnología por supuesto tiene mucho que decir y en los próximos tiempos veremos  aparecer probablemente nuevos agentes, pero lo señalado antes es lo que me parece que pueden ir haciendo grosso modo las empresas periodísticas en lo que se refiere al papel. Por último, el ritmo y la intensidad de los cambios lo dictará bastante el público, la audiencia. En el consumo de medios hay ya una clara brecha generacional, y la evolución de ésta influirá mucho en la evolución futura de la prensa.”

El jueves 24 de febrero organizamos un nuevo encuentro del BCNMedialab sobre el futuro del soporte papel. Apúntate aquí.

El papel del papel: Mario Tascón

Mario Tascón es periodista. Ha sido responsable del área digital de Prisacom del 2000 al 2008 y fue impulsor y director de la primera página web del diario El Mundo. Fundador del medio online generalista Lainformacion.com, actualmente ejerce como consultor  de nuevos medios e Internet.

“La industria de los periódicos se debate en un cruce de caminos en el que no acaban de abrazar con fuerza a los nuevos medios, y, a la vez, se resisten a la idea de que su papel sea sustituido por lo digital.
La encrucijada es la misma que vivieron en su momento los fabricantes de relojes y los de estilográficas.
Quienes hacían maquinas para medir el tiempo lograron sobrevivir perfeccionándolas y convirtieron los relojes en artefactos deseables que la gente sigue comprando. La crisis que les amenazaba se despejó y los relojes digitales de muñeca no alcanzaron el favor del público.
Los fabricantes de estilográficas en cambio vieron cómo el lujo con el que anunciaban sus productos no fue suficiente argumento frente a los que servían a la gente para comprar bolígrafos, mucho más modernos y sin riesgos de manchas en las camisas y chaquetas.
Posiblemente tengamos papel para rato gracias a aquellos que consigan sacar partido a esa maravilla de la tecnología que es la imprenta, si lo saben llenar y pintar de aquello que la gente desea.
Quienes fabriquen papel de cualquier forma pensando que el propio material es la clave de su salvación desaparecerán con él.”

El jueves 24 de febrero organizamos un nuevo encuentro del BCNMedialab sobre el futuro del soporte papel. Apúntate aquí.



BCNMediaLab y el proyecto BCNMediaLab tienen una licencia Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Unported License.
Si necesitas algún permiso adicional puedes contactar con nosotros aquí.

Feed RSS. Este blog usa Wordpress con el theme Modern Clix, de Rodrigo Galindez, ligeramente modificado por nosotros.